Header

Nunca soñó

Nunca soñó la periodista Carmen Enríquez que viviría su vida rodeada de reinas, príncipes e infantas… Que se movería por palacios y viajaría hasta las Cortes de todo el mundo. Nunca imaginó que pondría sus pies allí donde pisan los reyes de este mundo o los grandes mandatarios de Estados poderosos o no tanto; que contemplaría en vivo y en directo los rostros famosos de aquellas personalidades que saldrían a menudo en las noticias de los telediarios.
Y seguramente tampoco habría adivinado de niña que ella misma iba a ser protagonista de los informativos de Televisión Española, a las tres de la tarde, a las nueve de la noche, en los programas especiales o los reportajes del ya mítico Informe Semanal; allí donde y a la hora que fuera necesaria. Que ella iba a ser la encargada de contar debidamente a los españoles que la Familia Real existe, siente y padece; se casa, nace, se bautiza y muere; se accidenta, navega, viaja, compite, se ilusiona, rompe normas y protocolos, se cansa, tropieza, se recupera, sonríe y llora.
Exactamente, o muy parecido, a lo que le sucede a cualquier familia normal: con la única diferencia de que sus miembros son representantes de una institución, la Monarquía, que representa mucho en la Historia de España, la antigua y la reciente. Después de más de tres lustros pegada a las faldas de los Reyes, el Príncipe y las Infantas y los suyos, Carmen Enríquez escribe y describe anécdotas vividas, carreras, viajes, sofocos, problemas técnicos, largas esperas de noche y de día, con frió o calor, y mucho respeto y cercanía hacía aquellos que se convirtieron en su objetivo informativo.

Desde el respeto al importante papel de don Juan Carlos en el proceso de democratización de España, desde la admiración por el temple de la reina Sofía a la hora de ejercer sus funciones, desde la esperanza que representa la excelente formación del heredero de la Corona, el príncipe Felipe… Desde los temas más políticos e institucionales a los más mundanos (la descripción de las vacaciones de los miembros de la Familia Real, sus aficiones deportivas, la felicidad por bodas y nacimientos de nuevos retoños en la familia, la curiosidad por los noviazgos…), la periodista de TVE repasa en este libro ese botín que deja como herencia: un trabajo inmenso, cuidado e inolvidable sobre una institución considerada ya fundamental en la Historia de España. Y sobre una época irrepetible.