Header

Javier Villanueva

El 28 de octubre se cumplen los 18 meses del ingreso en prisión  de Javier Villanueva. Este es el periodo máximo que se puede tener a una persona encarcelada a espera de juicio. Villanueva fue detenido y torturado hasta confesar un crimen que no cometió. Las autoridades de Bolivia lo saben, pero no lo dejan en libertad. La policía y el sistema judicial boliviano quedarían en entredicho. Se plantean varios escenarios: que salga en libertad sin cargos ( en la cumbre Iberoamericana celebrada hace unos días se entrevistó Zapatero, el  Rey y el Ministro de asuntos exteriores con el Presidente de Bolivia para dar solución este asunto); en ese caso Villanueva vendría a España y contaría en todos los medios de comunicación todo lo que ha ocurrido; otra opción posible, en tanto en cuanto el gobierno de Bolivia no quiere perder prestigio, es que se haga un juicio rápido, en este caso las garantía procesales del acusado quedan en entredicho y podría ser acusado injustamente; en ese caso el libro serviría de denuncia social sobre ese tema.
A Javier Villanueva le han planteado que le dejarían escapara de la cárcel, pero él tiene miedo que lo maten en el intento con la excusa de la huida.
La mayor parte de las televisiones y de distintos periódicos, se han hecho eco de esta historia, que ya se ha convertido en un tema de Estado.

Condenado a Muerte está escrito con ritmo que te atrapa, y describe fielmente mediante las cartas que Javier Villanueva ha podido sacar de la cárcel, estos 18 meses vividos.